Cultura

Give me liberty: La realidad amarrada a los medios

6vistas

No hay forma de comprender el mundo sin medios, y no hay medios que no construya un poco del mundo. Saber del peso de los medios es entender la prisión en la que siempre estaremos.

Martha Washintgton, una chica nacida en una región limitante para afroamericanos en Estados Unidos, debe enseñarse a salir adelante ante un mundo hecho para que ella siempre sea insignificante.

Esta historia de Frank Miller desde un inicio parece tanto utópica como trágica absolutamente. Un personaje que no sabe rendirse, que siempre encuentra fuerza en donde todo nosotros ya nos habríamos rendido mucho antes. Y un mundo donde sin matices te deja claro cuánto hacen los medios ante una audiencia a la que no se le permite ni darse cuenta de la falta de opinión.

Aunque puede sonar a una obra de simplemente protesta, lo cierto es que Miller sabe hacer una buena mezcla de su experiencia como escritor de cómics, con su experiencia de vida ante la época de la guerra fría y su percepción entendimiento del mundo.

Es ante todo una obra que como el mismo escritor marca “Se escribe por sí misma”. Del dibujo muy poco de decir, como Dave Gibbons ha demostrado a lo largo de su carrera, es una obra visualmente bien trabajada y con un sello personal.

Deja un mensaje